Jornada Cultural

Y TAMBIÉN SOY PALABRA

Día Internacional de la Mujer 2012

Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Mujeres 2

Najayo, San Cristóbal

¿Qué es “Y también soy palabra” en su edición 2012?


La jornada cultural “Y también soy palabra” es un encuentro solidario entre una comunidad de artistas de distintas disciplinas y una privilegiada audiencia compuesta por las internas del Centro de Rehabilitación de Najayo Mujeres 2 y algunas invitadas de Rafey Mujeres y Baní Mujeres.

En este escenario, diecisiete escritoras y un cómplice comparten su visión sobre el concepto de la libertad interior en la mujer de nuestro tiempo. Y, a su vez, se convierten en la atenta audiencia que disfruta de las intervenciones artísticas de las internas.

La jornada incluye talleres simultáneos de escritura y pintura. Es estos espacios se experimenta cómo el arte nos permite crear un espacio de libertad y se convierte en una herramienta de expresión maravillosa.

Además del recital de poemas y otros textos literarios breves leídos por las autoras, Ángela Hernández y Pedro Genaro presentan la muestra fotográfica “Una mirada a ti” en la que comparten las imágenes de mujeres que han sido captadas por sus respectivos lentes en todo el territorio nacional.

Artistas participantes: Ángela Hernández, Argénida Romero , Berenice Pachecho Salazar, Deidamia Galán, Farah Hallal, Huayna Jiménez, Isis Aquino, Marlex Indhira Rodríguez, Marquelis Valdez, Mitrídate Jiménez Campusano, Ninoska L. Martínez García, Reina Lissette Ramírez, Riamny Méndez, Rossalinna Beatriz Benjamín Álvarez, Patricia Minalla,  Pedro Genaro, Sheilly Núñez Guerrero e Ysabel Florentino.

¿Por qué “Y también soy palabra”?

A diferencia de otros grupos humanos que a lo largo de la historia han sido sometidos y reprimidos, las mujeres componemos quizá el único grupo lastimado en su propia casa. Es en la misma familia donde se le priva de condiciones imprescindibles para llevar una vida digna acorde a lo que se indica en el artículo 1 en la Declaración Universal de los Derechos Humanos: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”.

Consideramos muy emblemático unirnos a mujeres en proceso de rehabilitación, pues tienen condiciones más desafiantes y aún así se levantan cada día apostando por una vida nueva.

Jornada cultural Y también soy Palabra

Entrevista a Farah Hallal por Argénida Romero

Farah Hallal

1.     Ser palabra ¿La mujer desde la palabra, con la palabra, en la palabra? ¿Qué buscas evocar con este título?

Las mujeres desempeñamos muchos roles. Producimos dentro y fuera del hogar. Asumimos el cuidado de las hijas e hijos procreados y cargamos con responsabilidades de toda naturaleza. Es mucho lo que siempre se espera de las mujeres. Y también soy palabra expresa que, además de todo lo que se supone que debemos ser, también tenemos algo qué decir a través de la palabra. Es por ello que además de recitar poemas, llevamos a cabo talleres de escritura que nos ayudan a profundizar en preocupaciones y propósitos comunes. El nombre del evento surgió con naturalidad del proceso de concepción y montaje. No tuvimos que salir a buscarlo. Simplemente cruzó y lo tomamos.

2.     ¿Cómo surgió la idea?

Y también soy palabra es consecuencia de la reflexión sobre el tema de la condición de la mujer, la violencia de género y de cómo la sociedad de nuestro tiempo comienza a responder después de un doloroso letargo. ¿Qué confluyó? ¿Qué nos llevó a emprender este proyecto cultural? Pues la tristeza de ver cómo perpetuamos el abuso hacia las mujeres y cómo las mujeres seguimos repitiendo patrones sin detenernos a pensar qué podemos hacer por nosotras mismas. No sólo el abuso del esposo hacia la esposa. También el abuso de hermanos hacia hermanas. De madres hacia hijas.

A esa preocupación se suma la convicción de que con afiches de No violencia hacia la mujer no cambiaremos la situación. Tampoco dándole primera plana a los asesinatos hacia las mujeres ni escribiendo leyes impecables. Porque el problema es muy complejo y necesita ser visto como un problema de Estado. Es un problema grave que amerita atención urgente.

Fíjate Pedro Granados[i] hizo su parte, y sin darse cuenta, gracias a la lectura de un artículo[ii] que publicó en su blog. Allí expresa cómo en República Dominicana la poesía escrita por mujeres explora el “(…) feminismo (hostilidad frente al varón y el mundo que éste representa), post-feminismo (negociaciones con el varón) y frik (indiferencia, neutralidad o androginia) –posturas internacionales– parecerían marcar también el proceso, con sus idas y vueltas y/o simultaneidad, de lo que las poetas dominicanas han escrito durante los últimos treinta años”.

3.     ¿Cuál es el objetivo de esta actividad?

Aunque sin duda esta jornada cultural cumple con varios objetivos (culturales, formativos, de desarrollo humano, entre muchos otros), creemos que cada una de las personas que vive su experiencia es quien determina para qué y por qué le fue significativa.  Eso va para las internas (de Najayo Mujeres, Rafey Mujeres  Baní Mujeres), las artistas y el personal externo que estará presente y, por lo tanto, expuesto a las ideas que allí se expresan. Por eso no tenemos una lista de objetivos con puntitos y le damos cabida a cada posible experiencia individual.

Ahora bien, tenemos claro un NO OBJETIVO: Y también soy palabra no quiere ser un espectáculo, es decir, un espacio para recibir aplausos. Si pudiera mencionar un objetivo, es el hecho de que es un espacio que posibilita compartir un dolor común.

4.     Además de la palabra, expresada en las escritoras que leen sus poemas y cuentos ¿Por qué integrar imagen y música?

Soy una convencida de que nada está más emparentado con la condición humana que las manifestaciones artísticas. Por eso Y también soy palabra es poesía, escritura, exposición fotográfica, música, baile, entre otras. Además, cada una de las artistas participantes, independientemente de a lo que se dedique, está viviendo su propio momento de lucha interior. Todas somos mujeres que estamos lidiando cada día por encontrar un balance. Este año enriquece que se une otra exposición fotográfica, la del fotógrafo Pedro Genaro. Es el único artista varón que expondrá pero no estará en los talleres de escritura. Pensamos en él porque su trabajo fotográfico evidencia la sensibilidad sobre el tema de género. Nuestro propósito no es ni llamar ni restringir la incorporación de hombres a la actividad, muchos otros hombres están apoyando el evento, como Roger Zayas y Kutty Reyes. Pero el espíritu del evento es garantizar la intimidad de las mujeres que escriben y a la vez son audiencia.

5.     Cuéntanos de la experiencia el año pasado con las alumnas del liceo Salomé Ureña

Teníamos las artistas comprometidas para un evento y teníamos el apoyo del Centro Cultural de España pero aun no teníamos claro qué audiencia.

Tanto en la edición de 2011, como en esta edición de Najayo Mujeres, el Centro Cultural de España nos apoyó desde que les contamos la idea. Idea que cobró valor en la medida de que esta actividad estaba transversalmente enriquecida por unos ejes en sintonía con la línea de la Agencia de Cooperación Española. Género, jóvenes, formación, son palabras clave que garantizaron un respaldo importante. Hay que destacar aquí que todas las artistas involucradas en esta jornada cultural donaron sus servicios.  Y todas las partes involucradas aspiraban impactar a una audiencia que pudiera hacer de esta experiencia una experiencia significativa y a la cual no estuviera expuesta. ¿Qué decir? Podíamos hacer la actividad abierta para un público en general, pero quisimos hacerla con un público minuciosamente segmentado de manera que pudiésemos detectar qué tipo de poemas seleccionaríamos  y qué tipo de talleres facilitaríamos.

Dado que ya conocíamos que un propósito del Centro Cultural de España es impactar la comunidad de la Zona Colonial y especialmente a estudiantes, optamos por convocar a jóvenes estudiantes de primeros grados de Educación Media entendiendo que estaban en un momento en el que debían verse en posición de tomar decisiones que podrían causar cambios drásticos en sus vidas.  Y optamos por elegir un centro educativo con un nombre tan emblemático como Salomé Ureña, quien fue responsable de formar muchísimas mujeres  que hicieron un aporte extraordinario en su tiempo.

6.     ¿Entiendes que este tipo de experiencias dejan una huella en la realidad de las participantes?

Las jóvenes participantes de la edición pasada manifestaron públicamente que esta actividad las marcaría. Eso es muy valioso porque sentimos que el esfuerzo valió la pena. Quienes participamos presentando alguna manifestación artística quedamos quizá más impactadas, casi aturdidas. Por un lado, la experiencia nos permitió descubrir que somos capaces de emprender un evento cultural transcendente. Por otro lado, queríamos hacer Y también soy palabra para transformar la vida de otras mujeres, lo que sucedió fue que quienes quedamos transformadas fuimos nosotras. Después de ese evento muchas artistas dimos testimonio de lo importante que es para nosotras tener un plan de vida y tratar de entender nuestros propios sentimientos y la condición en la que vivimos que a veces nos restringe o nos impide llevar a cabo tareas imprescindibles para la realización de nuestros sueños.

7.     ¿Qué esperas que deje esta actividad en las internas de Najayo?

Me encantaría que ellas vean sus vidas con esperanza y que se animen a invertir cada día que les quede dentro del Centro en su educación y en su transformación personal.

8.     ¿Se limitarán solo a realizar una actividad puntual cada 8 de marzo o ha pensado en integrar otras actividades previas o posteriores?

Eso dependerá del tiempo que las artistas dispongan. Aunque no lo parezca Y también soy palabra implica gran esfuerzo de colaboración humana e institucional. El año pasado trabajamos con 50 adolescentes y este año se suman 300 internas con representación de tres centros de corrección y rehabilitación. Es un gran reto. Sí tenemos en mente ya, disponer un evento en el futuro con niñas que vivan en hogares de acogida. Nos gustaría mucho aportar sistemáticamente a estos grupos, pero para ello necesitaríamos gran apoyo institucional. Por ahora, la Fundación Aníbal Montaño, con sede en San Cristóbal, aportará facilitando algunos talleres de animación a la lectura durante los sábados, que son los días de visita de los hijos de las internas. Más adelante, también ofreceremos un taller a las madres internas para descubrir herramientas que permitirán pasar un tiempo de calidad con sus hijas e hijos durante las visitas.


[i] PEDRO GRANADOS, Lima, Perú, 1955. Ph.D (Hispanic Language and Literatures) por Boston University.

[ii] http://blog.pucp.edu.pe/member/793/blogid/709 Ver anexo

 

Para ver la entrada sobre los resultados y el video de esta actividad favor entrar en:

https://ytambiensoypalabra.wordpress.com/2012/03/13/round-2/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s